Me lo he leído en una tarde, lo cual quiere decir que es entretenido, lectura fácil, engancha, etc. pero en mi opinión se podía haber sacado mucho más jugo de la dilatada y espectacular trayectoria del gran Iván Raña.